Jesus desea compartir tiempo con nosotros

¿A quién estás contemplando?

Ángelo era un niño pequeño, sin gran tamaño y poco desarrollado. Fue siempre molestado por otros compañeritos más grandes que él.

Carente de salud y muy flaco, era siempre menospreciado y poco tomado en cuenta. La gente se burlaba de él.

Un día, fue atrozmente golpeado por otro chico y casi sin poder levantarse decidió que era tiempo de acabar con esa situación.

Quedó grandemente impresionado por una imagen de Hércules que vio en el museo de Brooklyn e inmediatamente entró al gimnasio transformando su cuerpo por completo creando así la gran leyenda de “Charles Atlas”.

La Palabra de Dios nos recuerda en 2 Corintios 3:18 lo siguiente: “Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.”

¿No es maravilloso? Contemplando la “Gloria del Señor” somos transformados.

¿Deseas tener una vida llena del Poder del Espíritu Santo? ¿A quién o qué estás contemplando hoy?

Si hoy tienes luchas, dificultades y pruebas no los contemples, contempla la “Gloria del Señor” y verás cómo tus problemas se tornan en bendición.

Hoy te invito a crecer de gloria en gloria por el Espíritu del Señor.

Dios te bendiga y guarde.

Deja un comentario