Dios nos ama. Nos da su Amor

Un Tiempo para Recordar

Cae la tarde y por mi ventana se pueden ver los vestigios de algunas hojas sacudidas por el viento en el suelo. Es otoño. La temperatura desciende, las hojas de los árboles cambian de colores y se caen. Los animales silvestres comienzan a preparar sus guaridas para un invierno que se avecina.

Se ve todo calmo y me pregunto si este invierno será tan difícil o menos que el del año pasado. Se oyen a lo lejos los pequeños insectos nocturnales y el sol hace gala de sus espectaculares colores mientras desciende por el horizonte.

Comienza otro Sábado, y mi mente se remonta a aquel momento en el que Dios celebró el primer Sábado con nuestros primeros padres, Adán y Eva.

Todo perfecto. La pareja se unía y compartían con su Creador las primeras horas de un maravilloso porvenir. No habían hojas cayendo, pero sí un maravilloso atardecer. Un plan perfecto. Un espacio para entrar en contacto con su Dios.

Cuando Dios estableció el Sábado, lo estableció con el propósito de bendecir al hombre, quien fue creado a su imagen y semejanza.

Cada Sábado que pasamos aquí en la tierra, debe ser un recordativo de que nuestra humanidad, de que nosotros, no aparecimos por casualidad. No vinimos de un animal. No existimos al azar. Provenimos de un Dios todopoderoso quien al separarnos de Él, dio su vida en favor de nuestro rescate.

Es mi oración y deseo puedas pasar un tiempo especial con Dios en este Sábado y que tu mente y corazón se centren en un solo propósito: alabar y glorificar a Aquel quien dio su vida por ti. Dios quiere pasar un tiempo especial contigo en este Sábado. ¿Deseas pasar tiempo especial con Él?

El Equipo de Voz de la Esperanza Web.

Deja un comentario