Subscríbete al Boletín

Reflexiones en Facebook

Voz de la Esperanza
Pages Manager for Android
Voz de la Esperanza
"El clamor que Cristo dirige al alma sedienta sigue repercutiendo, y llega a nosotros con más fuerza que a aquellos que lo oyeron en el templo en aquel último día de la fiesta. El manantial está abierto para todos. A los cansados y exhaustos se ofrece la refrigerante bebida de la vida eterna. Jesús sigue clamando: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.” “Y el que tiene sed, venga: y el que quiere, tome del agua de la vida de balde.” “Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.” Apocalipsis 22:17; Juan 4:14. DTG 418.
2014-04-12 04:11:52
CommentLike
Voz de la Esperanza
Photos
Voz de la Esperanza
Timeline Photos
Timeline Photos
#felizsabado — with Elsy Hidrogo and 2 others.
By Voz de la Esperanza
2014-04-05 01:53:55
CommentLike
Voz de la Esperanza
Voz de la Esperanza
Te Amo
Te Amo
vozdelaesperanza.org
Voz de la Esperanza Web. Cristo, nuestra Esperanza.
2014-04-05 01:33:53
CommentLike
Voz de la Esperanza
Photos
Voz de la Esperanza
Timeline Photos
Timeline Photos
La oración es tan esencial como el alimento diario —La oración cotidiana es esencial para crecer en la gracia, y aun para la misma vida espiritual, así como el alimento físico es indispensable para el bienestar temporal. Debemos acostumbrarnos a elevar a menudo nuestros pensamientos en oración a Dios. Si la mente divaga, debemos traerla de vuelta; mediante el esfuerzo perseverante se transformará por fin en algo habitual. Ni por un momento podemos separarnos de Cristo sin peligro. Podemos tener su presencia que nos ayude a cada paso únicamente si respetamos las condiciones que él mismo ha establecido.—Mensajes para los Jóvenes, 112, 113.{Or06 17.1} Orar es una necesidad espiritual —Aunque Cristo había dado la promesa a sus discípulos de que recibirían el Espíritu Santo, esto no disminuyó la necesidad de la oración. Oraban con más fervor aun; y continuaban orando de común acuerdo. Quienes están comprometidos ahora en la solemne obra de preparar a un pueblo para la venida del Señor, también deberían continuar en oración.—Gospel Workers, 1892, 371.{Or06 17.2} Pero [los discípulos de Jesús] no habían escuchado la amonestación repetida: “Velad y orad”. Al principio, los había afligido mucho el ver a su Maestro, generalmente tan sereno y digno, luchar con una tristeza incomprensible. Habían orado al oír los fuertes clamores del que sufría. No se proponían abandonar a su Señor, pero parecían paralizados por un estupor que podrían haber sacudido si hubiesen continuado suplicando a Dios. No comprendían la necesidad de velar y orar fervientemente para resistir la tentación.—El Deseado de Todas las Gentes, 639. {Or06 17.3} La experiencia de los discípulos en el Getsemaní contiene una lección para el pueblo de Dios de hoy... Ellos no se dieron cuenta de la necesidad de velar en ferviente oración para resistir a la tentación. Muchos hoy están profundamente dormidos como los discípulos. No están velando y orando para no entrar en tentación. Leamos y estudiemos cuidadosamente y a menudo esas porciones de la Palabra de Dios que tienen especial referencia a estos últimos días, indicando los peligros que amenazarán al pueblo de Dios.—En los Lugares Celestiales, 97.{Or06 18.1} La oración es la vida del alma—La oración es una necesidad porque es la vida del alma. La oración en familia, la oración en público, tienen su lugar, pero es la comunión secreta con Dios la que sostiene la vida del alma.—La Educación, 252.{Or06 18.2} La oración es necesaria para la salud espiritual —Varias veces por día debieran consagrarse momentos preciosos, áureos, a la oración y al estudio de las Escrituras, aunque sólo fuese para memorizar un texto, a fin de que la vida espiritual pueda existir en el alma. Los intereses variados de la causa se constituyen en alimento para la reflexión y son una inspiración para nuestras oraciones. La comunión con Dios es sumamente esencial para la salud espiritual, y es en esa comunión solamente que podremos obtener la sabiduría y el juicio recto tan necesarios en la realización de cada deber.—Testimonies for the Church 4:459.{Or06 18.3}
By Oración de Impacto
2014-04-03 12:20:52
CommentLike